Contenido

 

1.    Introducción. 1

2.    La palabra de Dios y el camino de Dios. 3

3.    La creación de Dios. 6

4.    La perfecta bondad de Dios. 8

5.    La absoluta justicia de Dios. 12

6.    El maravilloso amor de Dios. 15

7.    Jesús es Dios nuestro Salvador 16

8.    Jesús lo hizo todo por nosotros. 19

9.    La simplicidad de confiar en Jesús. 23

10.  El Cielo y El Infierno. 27

11.  Sacrificios y Ley. 29

12.  Profecías y Sombras. 32

13.  Adán y Eva. 34

14.  Caín y Abel 35

15.  Aprendiendo de la lepra. 36

16.  Dos tipos de personas ante los ojos de Dios. 40

17.  Ver nuestra necesidad. 42

18.  La salvación de Dios está disponible para todos. 46

 

 

 

1.     Introducción

 

El mensaje de salvación de Dios, también llamado el evangelio (que significa buenas noticias, o buenas nuevas), es muy simple. Este es un resumen:

 

Dios creó todo muy bueno, pero la muerte, las enfermedades, y el sufrimiento llegaron a causa de nuestro pecado. Pecado (o transgresión o iniquidad) es nuestra incapacidad de estar a la altura de los estándares de justicia de Dios, los cuales son ser bueno y hacer el bien y lo correcto de todas las maneras y todo el tiempo. Justicia y justo son términos amplios que no solo incluyen ser bueno y hacer el bien, sino que incluyen también buen juicio. Todos nosotros hemos pecado y somos pecadores por naturaleza. Dios es santo, lo cual significa que Él es único, perfecto y excelente en cada aspecto de Su naturaleza, Sus acciones y Sus palabras. La misma naturaleza de Dios es el amor perfecto, pero Él también es perfectamente recto y perfectamente justo por naturaleza, y no puede simplemente dejar pasar nuestros pecados porque Su justicia perfecta requiere un juicio en contra de nosotros debido a nuestros pecados.

 

Gracias a que el amor y la misericordia de Dios para nosotros son tan grandes, Dios el Hijo, Jesucristo, se convirtió en un Hombre, naciendo a través de una virgen, y vivió una vida sin pecado para que Él pudiera llevar el juicio justo en lugar de nosotros. Él sufrió mucho más que solo físicamente, cargando nuestro pecado sobre Él y ofreciéndose Él Mismo a ser el sacrificio en nuestro lugar. Jesús murió por nuestros pecados, fue enterrado, y después de tres días resucitó de entre los muertos. Debido a esto, si reconocemos nuestro pecado y acudimos a Él, simplemente creyendo que Él murió por nuestros pecados y que resucitó de la muerte, poniendo nuestra confianza en Su amorosa salvación (sin ningún otro requisito), entonces recibiremos el perdón de nuestros pecados. Escaparemos del infierno, y también recibiremos la vida eterna de perfecta paz y alegría en el cielo, libre de muerte, enfermedades, sufrimiento, penas, dolor, y pecado.

 

Este folleto muestra una pequeña porción de que tan extensa y consistentemente Dios ha hablado acerca de Su mensaje de salvación, a través de la totalidad de Su palabra (La Biblia, o Las Escrituras). Para ayudar a ilustrar este punto, alrededor del 80% de este folleto está compuesto por Las Escrituras. Contiene pasajes de 32 de los 39 libros del Antiguo Testamento, y de 23 de los 27 libros del Nuevo Testamento, que son las dos partes de la Biblia Cristiana. Y ninguno de esos pasajes de La Biblia se repite más de una vez.

 

El Antiguo Testamento es el mismo que la Biblia Hebrea/Judía (llamada el Tanaj). El mensaje de salvación de Dios siempre ha sido el mismo, y el Nuevo Testamento no es un cambio del Antiguo Testamento, más bien muestra el cumplimiento de la salvación de Dios que el prometió en el Antiguo Testamento. Para ayudar a ilustrar estos puntos, este folleto tiene las citas del Antiguo Testamento en texto azul y las citas del Nuevo Testamento en texto de color verde.

 

2.     La palabra de Dios y el camino de Dios

 

La Biblia fue escrita a través de las manos de varias personas pero es en última instancia de Dios Mismo.

·    Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia (2 Timoteo 3.16) LBLA

·    De todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre. (Deuteronomio 8.3) RVR95

·    Pues ninguna profecía fue dada jamás por un acto de voluntad humana, sino que hombres inspirados por el Espíritu Santo hablaron de parte de Dios. (2 Pedro 1.21) NBLH

 

El poder y el entendimiento de Dios están más allá de nuestra comprensión.

·    ¡Ah, Señor Jehová!, tú hiciste el cielo y la tierra con tu gran poder y con tu brazo extendido. Nada hay que sea difícil para ti. (Jeremías 32.17) RVR95

·    Yo sé que tú puedes hacer todas las cosas, y que ningún propósito tuyo puede ser estorbado. (Job 42.2) LBLA

·    Él cuenta el número de las estrellas; A todas ellas llama por sus nombres. Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; Y su entendimiento es infinito. (Salmo 147.4–5) RVR60

 

Dios es más que suficientemente poderoso para preservar Su palabra a través de los siglos. Es verdadera y nunca necesitará ser ajustada.

·    Las palabras de Jehová son palabras limpias…Tú, Jehová, los guardarás; De esta generación los preservarás para siempre. (Salmo 12.6–7) RVR60

·    Sécase la hierba, marchítase la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre. (Isaías 40.8) LBLA

·    Para siempre, oh SEÑOR, Tu palabra está firme en los cielos. (Salmo 119.89) NBLH

·    Hace ya mucho que he entendido tus testimonios, que para siempre los has establecido. (Salmo 119.152) RVR95

·    El cielo y la tierra pasarán, pero Mis palabras no pasarán. (Mateo 24.35) NBLH

·    Por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre (1 Pedro 1.23) RVR95

·    Ahora pues, Jehová Dios, tú eres Dios, y tus palabras son verdad (2 Samuel 7.28) RVR60

·    La suma de tu palabra es verdad (Salmo 119.160) LBLA

 

El juicio de Dios para nuestro futuro durará por la eternidad, y Él quiere que escojamos el camino correcto y estemos con Él.

·    Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio (Hebreos 9.27) RVR60

·    Eterno es todo juicio de tu justicia. (Salmo 119.160) RVR95

·    De la enseñanza sobre…juicio eterno. (Hebreos 6.2) LBLA

·    El que confía en su propio corazón es necio; Mas el que camina en sabiduría será librado. (Proverbios 28.26) RVR60

·    El sabio teme y se aparta del mal, pero el necio es arrogante y descuidado. (Proverbios 14.16) LBLA

·    El prudente ve el mal y se esconde, pero los ingenuos pasan y reciben el daño. (Proverbios 22.3) RVR95

·    El que guarda el mandamiento guarda su alma, mas el que menosprecia sus caminos morirá. (Proverbios 19.16) LBLA

·    El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma (Proverbios 15.32) RVR60

·    Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? (Marcos 8.36) RVR60

 

Dios es soberano y por lo tanto Él es capaz de determinar cuál es el camino correcto para la salvación.

·    Todo lo que Jehová quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra (Salmo 135.6) RVR95

·    No te apresures a irte de su presencia, ni en cosa mala persistas; porque él hará todo lo que quiera, pues la palabra del rey es soberana y nadie le dirá: «¿Qué haces?». (Eclesiastés 8.3–4) RVR95

·    Jehová de los ejércitos juró diciendo: Ciertamente se hará de la manera que lo he pensado, y será confirmado como lo he determinado… Porque Jehová de los ejércitos lo ha determinado, ¿y quién lo impedirá? Y su mano extendida, ¿quién la hará retroceder? (Isaías 14.24,27) RVR60

·    Mas El actúa conforme a su voluntad…; nadie puede detener su mano, ni decirle: “¿Qué has hecho?” (Daniel 4.35) LBLA

 

Dios nos ama, pero Él no acepta nuestra “sinceridad” o nuestra “fe” si la ponemos en el camino equivocado.

·    Por cuanto aborrecieron la sabiduría y no escogieron el temor de Jehová, sino que rechazaron mi consejo y menospreciaron todas mis reprensiones, comerán del fruto de su camino…Porque el desvío de los ignorantes los matará, la prosperidad de los necios los echará a perder; pero el que me escuche vivirá confiadamente (Proverbios 1.29–33) RVR95

·    El camino del necio es recto a sus propios ojos, Pero el que escucha consejos es sabio. (Proverbios 12.15) NBLH

·    Porque yo soy testigo de que tienen celo por Dios, pero no conforme al verdadero conocimiento. (Romanos 10.2) RVR95

·    Tampoco es bueno para una persona carecer de conocimiento, y el que se apresura con los pies peca. (Proverbios 19.2) LBLA

·    Así pues, no sean necios, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor. (Efesios 5.17) NBLH

·    Jesús les respondió: “Están equivocados por no comprender las Escrituras ni el poder de Dios.” (Mateo 22.29) NBLH

·    El que Me rechaza y no recibe Mis palabras, tiene quien lo juzgue; la palabra que he hablado, ésa lo juzgará en el día final. (Juan 12.48) NBLH

 

Debemos asegurarnos de que nuestras creencias estén basadas en la Palabra de Dios, y no estén basadas en enseñanzas equivocadas, o tradiciones, o en nuestros sentimientos.

·    Respondiendo él, les dijo: —¡Hipócritas! Bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: “Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí, pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres”, porque, dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres…Les decía también: —Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición (Marcos 7.6–9) RVR95

 

Porque Dios nos ama mucho, Él nos ha dado muchas advertencias en Su palabra, y Él también nos enseña el camino correcto en Su palabra.

·    Lámpara es a mis pies Tu palabra, Y luz para mi camino. (Salmo 119.105) NBLH

·    La exposición de tus palabras imparte luz; da entendimiento (Salmo 119.130) LBLA

·    Además, tu siervo es amonestado por ellos; en guardarlos hay gran recompensa. (Salmo 19.11) LBLA

·    Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócelo en todos tus caminos, Y El enderezará tus sendas. No seas sabio a tus propios ojos; Teme (Reverencia) al SEÑOR y apártate del mal. (Proverbios 3.5–7) NBLH

·    Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron (Romanos 15.4) RVR60

·    Las Sagradas Escritura…te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. (2 Timoteo 3.15) RVR95

 

Podemos poner toda nuestra confianza en Dios porque Él nunca cambia Su camino.

·    Porque yo, Jehová, no cambio. (Malaquías 3.6) RVR95

·    Tú fundaste la tierra, Y los cielos son la obra de Tus manos. Ellos perecerán, pero Tú permaneces. Todos ellos como una vestidura se desgastarán, Como vestido los cambiarás, y serán cambiados. Pero Tú eres el mismo, Y Tus años no tendrán fin. (Salmo 102.25–27) NBLH

·    Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variación. (Santiago 1.17) LBLA

·    Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos. (Hebreos 13.8) LBLA

·    Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre, para que se arrepienta. ¿Lo ha dicho El, y no lo hará? ¿Ha hablado, y no lo cumplirá? (Números 23.19) NBLH

·    Jehová hace nulo el plan de las naciones y frustra las maquinaciones de los pueblos. El plan de Jehová permanecerá para siempre; los pensamientos de su corazón, por todas las generaciones. (Salmo 33.10–11) RVR95

 

3.     La creación de Dios

 

No hay ningún otro Dios en ninguna parte, y Dios ha hecho Su existencia obvia para nosotros a través de Su creación.

·    Así dice Jehová…Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios. (Isaías 44.6) RVR95

·    Yo soy Dios, y no hay otro; Yo soy Dios, y no hay ninguno como Yo, Que declaro el fin desde el principio Y desde la antigüedad lo que no ha sido hecho. Yo digo: ‘Mi propósito será establecido, Y todo lo que quiero realizaré.’ (Isaías 46.9–10) NBLH

·    Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad. Pero lo que se conoce acerca de Dios es evidente dentro de ellos, pues Dios se lo hizo evidente. Porque desde la creación del mundo, Sus atributos invisibles, Su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que ellos no tienen excusa. (Romanos 1.18–20) NBLH

·    Pero los hombres malos e impostores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. (2 Timoteo 3.13) LBLA

·    El necio ha dicho en su corazón: “No hay Dios.” Se han corrompido, han cometido injusticias abominables (Salmo 53.1) NBLH

·    ¿Por qué ha despreciado el impío a Dios? Ha dicho en su corazón: “Tú no le pedirás cuentas.” (Salmo 10.13) NBLH

·    Escrito está: «Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, y toda lengua confesará a Dios». De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. (Romanos 14.11–12) RVR95

 

Dios creó todo muy bueno, pero la muerte, las enfermedades, y el sufrimiento llegaron y continúan por causa de nuestro pecado. ¡Pero hay esperanza!

·    Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. (Génesis 1.31) LBLA

·    Por tanto, tal como el pecado entró en el mundo por un hombre, y la muerte por el pecado, así también la muerte se extendió a todos los hombres, porque todos pecaron (Romanos 5.12) LBLA

·    Me deshago como cosa podrida, como vestido comido de polilla. (Job 13.28) NBLH

·    También la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. (Romanos 8.21) RVR60

·    Gracia y paz a ustedes de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo, que El mismo se dio por nuestros pecados para librarnos (rescatarnos) de este presente siglo malo (Gálatas 1.3–4) NBLH

·    Y el Dios de la esperanza los llene de todo gozo y paz en el creer, para que abunden en esperanza por el poder del Espíritu Santo. (Romanos 15.13) NBLH

 

4.     La perfecta bondad de Dios

 

Dios es perfectamente justo y bueno en todos los sentidos y en todo momento.

·    Justo es Jehová en todos sus caminos (Salmo 145.17) RVR60

·    Jehová mi fortaleza es recto, Y que en él no hay injusticia. (Salmo 92.15) RVR60

·    Jehová es justo…, no cometerá iniquidad (Sofonías 3.5) RVR95

·    Exaltad a Jehová, nuestro Dios, y postraos ante su santo monte, porque Jehová, nuestro Dios, es santo. (Salmo 99.9) RVR95

·    Dios es Luz, y en El no hay ninguna tiniebla. (1 Juan 1.5) NBLH

 

Dios requiere la misma perfección de nosotros para poder estar con Él en el cielo, sin embargo todos hemos fallado en ser perfectos.

·    Pondré el juicio como medida, Y la justicia como nivel (Isaías 28.17) NBLH

·    Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios. (Levítico 19.2) RVR60

·    Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. (Mateo 5.48) RVR95

·    Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto. (Génesis 17.1) RVR60

 

Dios no nos juzgará por cómo éramos en comparación con otros, o “si nuestras buenas obras fueron más que nuestras malas obras”.

·    Pero ellos, midiéndose a sí mismos y comparándose consigo mismos, carecen de entendimiento. (2 Corintios 10.12) LBLA

·    Jehová respondió…: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. (1 Samuel 16.7) RVR60

·    Porque si alguien se cree que es algo, no siendo nada, se engaña a sí mismo. (Gálatas 6.3) NBLH

·    Porque cualquiera que guarda toda la ley, pero tropieza en un punto, se ha hecho culpable de todos. (Santiago 2.10) LBLA

·    Ninguna de las obras justas que ha hecho le serán recordadas; por la infidelidad que ha cometido y el pecado que ha cometido, por ellos morirá. (Ezequiel 18.24) LBLA

 

Ninguno de nosotros está a la altura del estándar de Dios y todos quedamos completamente cortos en contraste con Su perfecta e infinita santidad.

·    Dios desde los cielos miró sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido Que buscara a Dios. Cada uno se había vuelto atrás; todos se habían corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni aun uno. (Salmo 53.2–3) RVR60

·    Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque. (Eclesiastés 7.20) RVR60

·    Ninguno hay recto entre los hombres…El mejor de ellos es como el espino; el más recto, como zarzal (Miqueas 7.2,4) RVR60

·    Los hombres de baja condición sólo son vanidad, y los de alto rango son mentira; En la balanza suben, Todos juntos pesan menos que un soplo. (Salmo 62.9) NBLH

·    Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios (Romanos 3.22–23) RVR95

·    «Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos ni vuestros caminos mis caminos», dice Jehová. «Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.» (Isaías 55.8–9) RVR95

·    ¿Somos nosotros mejores que ellos? En ninguna manera…Como está escrito: No hay justo, ni aun uno……Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. (Romanos 3.9–10,12) RVR60

 

Como Jesús enseñó, Dios requiere perfección de nosotros no sólo en acciones, sino también en corazón, pensamientos, palabras, motivos, y actitudes.

·    He aquí, tú deseas la verdad en lo más íntimo. (Salmo 51.6) LBLA

·    Habéis oído que se dijo: “NO COMETERAS ADULTERIO.” Pero yo os digo que todo el que mire a una mujer para codiciarla ya cometió adulterio con ella en su corazón. (Mateo 5.27–28) LBLA

·    A los inmorales y a los adúlteros los juzgará Dios. (Hebreos 13.4) LBLA

·    Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: ‘NO MATARAS’…Pero Yo les digo…cualquiera que diga: ‘Idiota,’ será merecedor del infierno de fuego. (Mateo 5.21–22) NBLH

·    Todo el que aborrece a su hermano es un asesino, y ustedes saben que ningún asesino tiene vida eterna permanente en él. (1 Juan 3.15) NBLH

·    ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros, por fuera parecéis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad. (Mateo 23.27–28) LBLA

 

El pecado de mentir incluye mentirnos a nosotros mismos sobre el carácter de Dios. Por ejemplo, “Porque Dios es amor, Él va a dejar pasar nuestros pecados”.

·    He aquí, vosotros confiáis en palabras de mentira, que no aprovechan. (Jeremías 7.8) RVR60

·    ¡Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza y no mira a los soberbios ni a los que se desvían tras la mentira! (Salmo 40.4) RVR95

·    Destruirás a los que hablan mentira (Salmo 5.6) RVR60

·    Afuera están los perros, los hechiceros, los inmorales, los asesinos, los idólatras y todo el que ama y practica la mentira. (Apocalipsis 22.15) LBLA

·    Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. (Apocalipsis 21.8) LBLA

 

El pecado de idolatría incluye crear nuestra propia falsa imagen de Dios en nuestra imaginación, la que preferimos y estamos cómodos con ella.

·    No debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres. (Hechos de los Apóstoles 17.29) RVR60

·    Porque sus imágenes…son engaño…Vanidad son, obra ridícula (Jeremías 51.17–18) LBLA

·    Porque los ídolos han dado vanos oráculos…y vano es su consuelo. (Zacarías 10.2) RVR95

·    No os volveréis a los ídolos, ni haréis para vosotros dioses…Yo Jehová vuestro Dios. (Levítico 19.4) RVR60

·    Desecharon sus estatutos…y sus advertencias con las cuales los había amonestado. Y siguieron la vanidad y se hicieron vano (2 Reyes 17.15) LBLA

 

A menos de que recibimos el don de salvación de Dios, la consecuencia justa de nuestro pecado es la muerte eterna, alejados del reino de Dios.

·    Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá (Levítico 20.9) RVR60

·    Destruiré al que en secreto calumnia a su prójimo… El que practica el engaño no morará en mi casa; el que habla mentiras no permanecerá en mi presencia. (Salmo 101.5,7) LBLA

·    Estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte (Romanos 1.29–32) RVR60

·    ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. (1 Corintios 6.9–10) RVR95

·    Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro. (Romanos 6.23) RVR95

 

Nuestro pecado es nuestra propia culpa y somos individualmente responsables por el.

·    El alma que peque, esa morirá. El hijo no llevará el pecado del padre ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo recaerá sobre él y la impiedad del impío recaerá sobre él. (Ezequiel 18.20) RVR95

·    Dios no puede ser tentado por el mal y El mismo no tienta a nadie. Sino que cada uno es tentado cuando es llevado y seducido por su propia pasión. Después, cuando la pasión ha concebido, da a luz el pecado; y cuando el pecado es consumado, engendra la muerte. Amados hermanos míos, no os engañéis. (Santiago 1.13–16) LBLA

·    ¿No es la calamidad para el injusto, y el infortunio para los que obran iniquidad? ¿No ve El mis caminos, y cuenta todos mis pasos? (Job 31.3–4) LBLA

·     “¿Podrá alguien esconderse en escondites De modo que Yo no lo vea?” declara el SEÑOR. “¿No lleno Yo los cielos y la tierra?” declara el SEÑOR. (Jeremías 23.24) NBLH

·    Dios, tú conoces mi insensatez, Y mis pecados no te son ocultos. (Salmo 69.5) RVR60

·    Todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. (Hebreos 4.13) RVR60

 

Nuestro pecado es ofensivo para Dios y necesitamos Su salvación a través de Jesucristo.

·    Cuando pequen contra ti (pues no hay hombre que no peque) y estés airado contra ellos (1 Reyes 8.46) LBLA

·    Pero tú te enojaste porque pecamos, porque en los pecados hemos perseverado largo tiempo. ¿Podremos acaso ser salvos? (Isaías 64.5) RVR95

·    Porque misericordioso soy yo, dice Jehová, no guardaré para siempre el enojo. Reconoce, pues, tu maldad, porque contra Jehová tu Dios has prevaricado (Jeremías 3.12–13) RVR60

·    En aquel día dirás: «Cantaré a ti, Jehová; pues aunque te enojaste contra mí, tu indignación se apartó y me has consolado. He aquí, Dios es mi salvación; me aseguraré y no temeré». (Isaías 12.1–2) RVR95

 

5.     La absoluta justicia de Dios

 

Dios es amoroso y misericordioso pero Él no puede ignorar Su justicia y dejar ir nuestros pecados, por lo tanto necesitamos Su salvación.

·    Pasó el SEÑOR por delante de él y proclamó: El SEÑOR, el SEÑOR, Dios compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en misericordia y verdad…, el que perdona la iniquidad, la transgresión y el pecado, y que no tendrá por inocente al culpable (Éxodo 34.6–7) LBLA

·    Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable (Números 14.18) RVR60

·    El SEÑOR es lento para la ira y grande en poder, Y ciertamente el SEÑOR no dejará sin castigo al culpable. (Nahúm 1.3) NBLH

·    Él es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos sus caminos son rectos. Es un Dios de verdad y no hay maldad en él; es justo y recto. (Deuteronomio 32.4) RVR95

·    Habéis cansado al SEÑOR con vuestras palabras. Y decís: ¿En qué le hemos cansado? Cuando decís: Todo el que hace mal es bueno a los ojos del SEÑOR, y en ellos El se complace; o: ¿Dónde está el Dios de la justicia? (Malaquías 2.17) LBLA

·    Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. (1 Juan 1.8) RVR95

·    Sin embargo, en todas estas cosas dices: “Soy inocente, de cierto su ira se apartó de mí”. Yo entraré en juicio contigo, porque dijiste: “No he pecado”. (Jeremías 2.34-35) RVR95

 

Dios es bondadoso y ha provisto la salvación, pero Él debe ser temido debido a los severos juicios que Él puede pronunciar.

·    Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios (Romanos 11.22) RVR60

·    La mano de nuestro Dios está, para bien, sobre todos los que lo buscan; pero su poder y su furor contra todos los que lo abandonan. (Esdras 8.22) RVR95

·    Mi carne se estremece por temor de ti, y de tus juicios tengo miedo. (Salmo 119.120) RVR95

·    No temáis a los que matan el cuerpo pero el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. (Mateo 10.28) RVR95

·    ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo (Apocalipsis 15.4) RVR60

·    El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza. (Proverbios 1.7) RVR95

·    El temor de Jehová lleva a la vida (Proverbios 19.23) RVR95

·    Con misericordia y verdad se expía la culpa, y con el temor del SEÑOR el hombre se aparta del mal. (Proverbios 16.6) LBLA

 

Jesucristo Mismo es el Juez, y nos dijo los términos de Su juicio por adelantado.

·    El ha establecido un día en el cual juzgará al mundo en justicia (Hechos de los Apóstoles 17.31) LBLA

·    Porque El viene; porque El viene a juzgar la tierra: juzgará al mundo con justicia y a los pueblos con su fidelidad. (Salmo 96.13) LBLA

·    Anunciando el evangelio de la paz por medio de Jesucristo…y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos. (Hechos de los Apóstoles 10.36,42) RVR60

·    Dios es el juez; a este humilla, y a aquel enaltece. (Salmo 75.7) RVR95

·    Como la sentencia contra una mala obra no se ejecuta enseguida, por eso el corazón de los hijos de los hombres está en ellos entregado enteramente a hacer el mal. (Eclesiastés 8.11) LBLA

·    Así ha dicho Jehová:…No retengas palabra. Quizá escuchen y se vuelva cada uno de su mal camino; entonces me arrepentiré yo del mal que pienso hacerles por la maldad de sus obras. (Jeremías 26.2–3) RVR95

·    Por tanto, yo os juzgaré a cada uno según sus caminos…, dice Jehová el Señor. Convertíos, y apartaos de todas vuestras transgresiones, y no os será la iniquidad causa de ruina. (Ezequiel 18.30) RVR60

·    El que en él cree no es condenado; pero el que no cree ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. (Juan 3.18) RVR95

 

Dios, en Su amor, ha provisto el escape de la muerte eterna y nos ha advertido, y si somos Sus enemigos, entonces es por nuestra decisión, no por Su decisión.

·    Dios es para nosotros un Dios de salvación, Y a DIOS el Señor pertenece el librar de la muerte. Ciertamente Dios herirá la cabeza de Sus enemigos,…del que anda en sus delitos. (Salmo 68.20–21) NBLH

·    ¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? (Hebreos 2.3) RVR60

·    Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos; el cual nos libró…de tan gran muerte (2 Corintios 1.9–10) RVR60

·    Oh SEÑOR, escucha mi oración, presta oído a mis súplicas, respóndeme por tu fidelidad, por tu justicia; y no entres en juicio con tu siervo, porque no es justo delante de ti ningún viviente. (Salmo 143.1–2) LBLA

·    Júzgame conforme a tu justicia, Jehová Dios mío (Salmo 35.24) RVR60

·    ¡Sálvame! Oh Dios, por tu nombre, y hazme justicia con tu poder. (Salmo 54.1) LBLA

·    El nombre del SEÑOR es torre fuerte, a ella corre el justo y está a salvo. (Proverbios 18.10) LBLA

·    Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, el cual pagará a cada uno conforme a sus obras (Romanos 2.5–6) RVR95

 

6.     El maravilloso amor de Dios

 

Dios es amoroso y misericordioso y gracioso y paciente y perdonador, mucho más allá de cualquier comparación.

·    El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. (1 Juan 4.8) NBLH

·    Misericordioso y clemente es Jehová; Lento para la ira, y grande en misericordia. (Salmo 103.8) RVR60

·    Muchas son tus misericordias, oh Jehová (Salmo 119.156) RVR60

·    Pero Dios, que es rico en misericordia (Efesios 2.4) RVR60

·    Pero tú eres un Dios de perdón, clemente y compasivo, lento para la ira y abundante en misericordia (Nehemías 9.17) LBLA

·    Para dar a Su pueblo el conocimiento de la salvación Por el perdón de sus pecados, Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, Con que la Aurora nos visitará desde lo alto (Lucas 1.77–78) NBLH

·    No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. (Miqueas 7.18) RVR60

·    Porque yo sabía que Tú eres un Dios clemente y compasivo, lento para la ira y rico en misericordia, y que Te arrepientes del mal anunciado. (Jonás 4.2) NBLH

 

Dios nos ama y quiere tener una relación con nosotros, pero eso es solo posible obedeciendo el mandamiento de Dios de creer en Jesús.

·    Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. (Juan 15.14) RVR60

·    Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios (Juan 1.12) RVR60

·    Y en el lugar donde se les dijo: «Vosotros no sois mi pueblo», se les dirá: «Sois hijos del Dios viviente». (Oseas 1.10) RVR95

·    Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo. (1 Juan 1.3) RVR60

 

Dios satisfizo Su justicia contra nuestros pecados (propiciación) y también demostró Su amor al tomar nuestra sentencia de muerte.

·    En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. (1 Juan 4.9–10) RVR60

·    Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. (Romanos 5.8) LBLA

·    Además os declaro, hermanos, el evangelio…: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día…Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez (1 Corintios 15.1,3–4,6) RVR95

·    Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3.16) RVR60

 

A Jesús no le fue arrebatada Su vida, sino que Él libremente se dio a sí Mismo por amor a nosotros.

·    Nadie me la quita, sino que yo la doy de mi propia voluntad. (Juan 10.18) LBLA

·    En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros (1 Juan 3.16) RVR60

·    Vivo por la fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gálatas 2.20) NBLH

·    Y andad en amor, como también Cristo nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios (Efesios 5.2) RVR95

 

7.     Jesús es Dios nuestro Salvador

 

Jesús es, y siempre fue, y siempre será, Dios el Hijo, quien en Su amor, se inclinó y se convirtió en un Hombre para que Él pudiera darnos de comer Su salvación (el pan de vida).

·    Yo lo llevé en mis brazos; pero ellos no comprendieron que yo los sanaba. Con cuerdas humanas los conduje, con lazos de amor, y…me incliné y les di de comer. (Oseas 11.3–4) LBLA

·    Dijo luego Jehová:…he conocido sus angustias. Por eso he descendido para librarlos (Éxodo 3.7–8) RVR95

·    Jesús respondió y les dijo:…Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguien come de este pan, vivirá para siempre (Juan 6.43,51) RVR95

·    En el principio ya existía el Verbo (la Palabra), y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios…El Verbo (La Palabra) se hizo carne, y habitó entre nosotros (Juan 1.1,14) NBLH

·    De los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. (Romanos 9.5) RVR60

·    Dios fue manifestado en carne (1 Timoteo 3.16) RVR60

·    En él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad (Colosenses 2.9) RVR60

·    Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres (Tito 3.4) RVR60

·    Los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra (2 Pedro 1.1) RVR95

·    Pero Dios es mi rey desde tiempo antiguo; El que obra salvación en medio de la tierra. (Salmo 74.12) RVR60

 

Jesús mostro que Él era Dios tomando el nombre de Dios “YO SOY”. Él también recibió la declaración de Tomás sin discusión.

·    Y dijo Dios a Moisés: “YO SOY EL QUE SOY,” y añadió: “Así dirás a los Israelitas: ‘YO SOY me ha enviado a ustedes.’ ” (Éxodo 3.14) NBLH

·    Entonces le dijeron los judíos: —Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham? Jesús les dijo: —De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuera, YO SOY. Tomaron entonces piedras para arrojárselas (Juan 8.57–59) RVR95

·    Luego dijo a Tomás: —Pon aquí tu dedo y mira mis manos…; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: —¡Señor mío y Dios mío! Jesús le dijo: —Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron y creyeron. (Juan 20.27–29) RVR95

 

Jesús se convirtió en Hombre para tomar la pena por nuestros pecados. Él fue el mediador por nosotros, porque Él fue ambos Dios y Hombre.

·    Por tanto, tenía que ser hecho semejante a sus hermanos en todo, a fin de que llegara a ser un misericordioso y fiel sumo sacerdote en las cosas que a Dios atañen, para hacer propiciación por los pecados del pueblo. (Hebreos 2.17) LBLA

·    Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo. (1 Timoteo 2.5–6) RVR60

 

Jesús nuestro justo Dios, quien con amor llevó nuestro pecado para que pudiéramos vivir con Él, es el único Salvador y único camino a la salvación.

·    Antes de mí no fue formado otro dios, ni después de mí lo habrá. Yo, yo soy el SEÑOR, y fuera de mí no hay salvador. (Isaías 43.10–11) LBLA

·    No hay más Dios que yo, un Dios justo y salvador; no hay ninguno fuera de mí. (Isaías 45.21) LBLA

·    Ciertamente en Jehová está la justicia y la fuerza”. A él vendrán, y todos los que contra él se enardecen serán avergonzados. (Isaías 45.24) RVR95

·    Sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo…este hombre está en vuestra presencia sano…Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. (Hechos de los Apóstoles 4.10,12) RVR60

·    Éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre. (Juan 20.31) RVR60

 

Jesús, en Su bondad, nos ayuda a evitar malos caminos diciéndonos que Él es el único Salvador y el único camino a la salvación.

·    Jesús le dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por Mí.” (Juan 14.6) NBLH

·    Jesús les dijo de nuevo:…Yo soy la puerta; si alguno entra por mí, será salvo (Juan 10.7,9) LBLA

·    Jesús les habló otra vez, diciendo: “Yo soy la Luz del mundo; el que Me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la Luz de la vida.” (Juan 8.12) NBLH

·    Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, moriréis en vuestros pecados. (Juan 8.24) LBLA

 

Por orden de Dios una serpiente de bronce fue puesta. Era un símbolo de Jesús cargando nuestros pecados en la cruz, y para ser salvos, necesitamos mirarlo a Él (confiar en Él).

·    Hizo Moisés una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta. Y cuando alguna serpiente mordía a alguien, este miraba a la serpiente de bronce y vivía. (Números 21.9) RVR95

·    Jesús le respondió:…Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. (Juan 3.10,14–15) RVR95

·    Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna, y yo mismo lo resucitaré en el día final. (Juan 6.40) LBLA

·    ¡Mirad a mí y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay otro! (Isaías 45.22) RVR95

·    El mismo llevó (cargó) nuestros pecados en Su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por Sus heridas fueron ustedes sanados. (1 Pedro 2.24) NBLH

 

8.     Jesús lo hizo todo por nosotros

 

Jesús hizo toda la obra de salvación por nosotros y no hay nada que podamos hacer para agregar a ella o contribuir a ella.

·    El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas (Hebreos 1.3) RVR60

·    Se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. (Hebreos 9.26) RVR95

·    Sé que todo lo que Dios hace será perpetuo; no hay nada que añadirle y no hay nada que quitarle; Dios ha obrado así para que delante de El teman los hombres. (Eclesiastés 3.14) LBLA

·    Consideré luego todas las obras que mis manos habían hecho y el trabajo en que me había empeñado, y he aquí, todo era vanidad y correr tras el viento, y sin provecho bajo el sol. (Eclesiastés 2.11) LBLA

·    Tú llamarás, y yo Te responderé; Anhelarás la obra de Tus manos. (Job 14.15) NBLH

·    En la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre. Te alabaré para siempre, porque lo has hecho (Salmo 52.8–9) RVR60

·    Danos ayuda…pues vano es el auxilio del hombre. En Dios haremos proezas (Salmo 108.12–13) LBLA

·    Ayúdame, SEÑOR, Dios mío, sálvame conforme a tu misericordia; y que sepan que esta es tu mano, que tú, SEÑOR, lo has hecho. (Salmo 109.26–27) LBLA

·    Jehová, tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré tu nombre, porque has hecho maravillas (Isaías 25.1) RVR60

·    Pero al que no trabaja, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia. Por eso también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras (Romanos 4.5–6) RVR95

 

La obra de Jesús por sí mismo fue suficiente para salvarnos de todos nuestros pecados, pasados, presentes, y futuros.

·    SEÑOR, tú establecerás paz para nosotros, ya que también todas nuestras obras tú las hiciste por nosotros. (Isaías 26.12) LBLA

·    Clamaré al Dios Altísimo, al Dios que todo lo hace para mí. (Salmo 57.2) LBLA

·    En cuanto a Dios, Su camino es perfecto…El es escudo a todos los que a El se acogen. Pues ¿quién es Dios, fuera del SEÑOR? ¿Y quién es roca, sino sólo nuestro Dios? Dios es mi fortaleza poderosa, Y el que pone al íntegro (al intachable) en Su camino. (2 Samuel 22.31–33) NBLH

·    Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios…porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. (Hebreos 10.12,14) RVR60

·    Por lo cual El también es poderoso para salvar para siempre a los que por medio de El se acercan a Dios (Hebreos 7.25) LBLA

·    Esta confianza tenemos hacia Dios por medio de Cristo: no que seamos suficientes en nosotros mismos para pensar que cosa alguna procede de nosotros, sino que nuestra suficiencia es de Dios (2 Corintios 3.4–5) LBLA

·    Y vosotros estáis completos en él (Colosenses 2.10) RVR60

·    De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna. (Juan 6.47) RVR60

 

La salvación fue provista completa y libremente por Su obra y Su bondad (justicia).

·    Ofrezcan también sacrificios de acción de gracias Y hablen de Sus obras con cantos de júbilo. (Salmo 107.22) NBLH

·    He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, para contar todas tus obras. (Salmo 73.28) RVR95

·    ¡Venid y ved las obras de Dios, las cosas admirables que ha hecho por los hijos de los hombres! (Salmo 66.5) RVR95

·    Por cuanto me has alegrado, oh Jehová, con tus obras; En las obras de tus manos me gozo. (Salmo 92.4) RVR60

·    Muchos hombres proclaman cada uno su propia bondad, Pero hombre de verdad, ¿quién lo hallará? (Proverbios 20.6) RVR60

·    En ti me refugio…Tú eres mi Señor; ningún bien tengo fuera de ti. (Salmo 16.1–2) LBLA

·    Jehová, su Dios, los salvará en aquel día…Porque ¡cuánta es su bondad y cuánta su hermosura! (Zacarías 9.16–17) RVR95

·    ¡Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen, que has obrado para los que en ti se refugian (Salmo 31.19) LBLA

·    Den gracias al SEÑOR porque Él es bueno (Salmo 136.1) NBLH

·    “Mi pueblo se saciará de Mi bondad,” declara el SEÑOR. (Jeremías 31.14) NBLH

·    Jesús lo despidió, diciendo: “Vuelve a tu casa, y cuenta cuán grandes cosas Dios ha hecho por ti.” (Lucas 8.38–39) NBLH

 

No tenemos justicia propia, pero podemos tener justicia si nos sometemos a la justicia de Dios.

·    Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios (1 Pedro 3.18) RVR60

·    Pues desconociendo la justicia de Dios y procurando establecer la suya propia, no se sometieron a la justicia de Dios. Porque Cristo es el fin de la ley para justicia a todo aquel que cree. (Romanos 10.3–4) LBLA

·    Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. (Mateo 6.33) RVR95

·    Reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra…y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra. (Jeremías 23.5–6) RVR60

·    El SEÑOR ha sacado a la luz nuestra justicia; venid y contemos en Sion la obra del SEÑOR nuestro Dios. (Jeremías 51.10) LBLA

·    Todo el día contará mi boca de tu justicia y de tu salvación…Vendré con los hechos poderosos de DIOS el Señor; haré mención de tu justicia, de la tuya sola. (Salmo 71.15–16) LBLA

 

La salvación es un don gratis por la gracia y misericordia de Dios, sin ningún mérito ni razón para vanagloriarnos si la recibimos.

·    Reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia. (Romanos 5.17) RVR60

·    ¡Gracias a Dios por su don inefable! (2 Corintios 9.15) RVR60

·    Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. (Efesios 2.8–9) LBLA

·    Estad firmes y ved la salvación que el SEÑOR hará hoy por vosotros…El SEÑOR peleará por vosotros mientras vosotros os quedáis callados. (Éxodo 14.13–14) LBLA

·    En él tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia (Efesios 1.7) RVR95

·    Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra. (Romanos 11.6) RVR60

·    Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia (Tito 3.5) RVR60

 

Uno de los malhechores crucificados junto a Jesús antes Lo estaba injuriando, pero por la gracia de Dios tuvo un cambio de corazón poco antes de morir, y Jesús mostró que fue salvo al decir que estaría en el Paraíso.

·    Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda…Le injuriaban también los ladrones que estaban crucificados con él. (Mateo 27.38,44) RVR60

·    Uno de los malhechores que estaban colgados allí Le lanzaba insultos (blasfemias), diciendo: “¿No eres Tú el Cristo? ¡Sálvate a Ti mismo y a nosotros!” Pero el otro le contestó, y reprendiéndolo, dijo: “¿Ni siquiera temes tú a Dios a pesar de que estás bajo la misma condena? “Nosotros a la verdad, justamente, porque recibimos lo que merecemos por nuestros hechos; pero éste nada malo ha hecho.” Y añadió: “Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en Tu reino.” Entonces Jesús le dijo: “En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso.” (Lucas 23.39–43) NBLH

 

Por lo que Él dijo en la cruz, Jesús mostró que, de acuerdo a Su amor, Él completó toda la obra de redención por nosotros.

·    Jesús…dijo: “¡Consumado es! (¡Cumplido está!)” E inclinando la cabeza, entregó el espíritu. (Juan 19.30) NBLH

·    Cristo nos redimió de la maldición de la Ley, haciéndose maldición por nosotros (Gálatas 3.13) RVR95

·    Abogaste, Señor, la causa de mi alma; redimiste mi vida. (Lamentaciones 3.58) RVR60

 

La resurrección de Jesús muestra que vivió una vida sin pecado y fue aceptado como el sustituto que llevó el juicio por nuestros pecados.

·    El cual fue entregado por causa de nuestras transgresiones y resucitado por causa de nuestra justificación. (Romanos 4.25) LBLA

·    Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados…Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos (1 Corintios 15.17,20) RVR60

·    Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos (1 Pedro 1.3) RVR60

·    Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá (Juan 11.25) LBLA

 

9.     La simplicidad de confiar en Jesús

 

La salvación de Dios también se llama buenas nuevas porque no tenemos que estar a la altura, sino sólo creer y confiar en Jesús.

·    Pero temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestras mentes sean desviadas de la sencillez y pureza de la devoción a Cristo. (2 Corintios 11.3) LBLA

·    Entonces Le preguntaron: “¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?” Jesús les respondió: “Esta es la obra de Dios: que crean en El que El ha enviado.” (Juan 6.28–29) NBLH

·    Todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre. (Hechos de los Apóstoles 10.43) RVR60

·    Mirad que nadie os haga cautivos por medio de su filosofía y vanas sutilezas, según la tradición de los hombres, conforme a los principios elementales del mundo y no según Cristo. (Colosenses 2.8) LBLA

·    Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino mediante la fe en Cristo Jesús, también nosotros hemos creído en Cristo Jesús, para que seamos justificados por la fe en Cristo, y no por las obras de la ley; puesto que por las obras de la ley nadie será justificado. (Gálatas 2.16) LBLA

·    Canten al SEÑOR, toda la tierra; Proclamen de día en día las buenas nuevas de Su salvación. (1 Crónicas 16.23) NBLH

 

Algunos tratan de pervertir la simplicidad de las buenas nuevas agregando cosas que deben hacerse para ser salvo o permanecer salvo.

·    Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, Y seas hallado mentiroso. (Proverbios 30.5–6) RVR60

·    ¿Y de quién te asustaste y temiste, que has faltado a la fe, y no te has acordado de mí, ni te vino al pensamiento?...Yo publicaré tu justicia y tus obras, que no te aprovecharán. (Isaías 57.11–12) RVR60

·    Yo los esparciré al viento del desierto, como tamo que pasa. Esta es tu suerte, la porción que yo he medido para ti, dice Jehová, porque te olvidaste de mí y confiaste en la mentira. Yo, pues, te alzaré también las faldas hasta el rostro, y se verá tu vergüenza (Jeremías 13.24–26) RVR95

·    Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. (Gálatas 1.6–8) RVR60

 

El pecado de la idolatría también incluye adorarnos a nosotros mismos (la criatura) valorando nuestras obras en lugar de las de Dios (El Creador).

·    También su tierra se ha llenado de ídolos; adoran la obra de sus manos (Isaías 2.8) LBLA

·    A causa de toda su maldad, proferiré mis juicios contra los que me abandonaron…, y la obra de sus manos adoraron. (Jeremías 1.16) RVR95

·    Porque ellos cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Creador, quien es bendito por los siglos. (Romanos 1.25) NBLH

·    Confían en vanidad, y hablan vanidades (Isaías 59.4) RVR60

·    Los que siguen vanidades ilusorias, Su misericordia abandonan…La salvación es de Jehová. (Jonás 2.8–9) RVR60

 

No debemos "vanagloriarnos", pensando que podemos contribuir, sino ser "circuncidados" cortando toda la confianza en nuestra carne (nosotros mismos).

·    Todos los que quieren agradar en la carne, esos os obligan a que os circuncidéis…para gloriarse en vuestra carne. Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo…porque, en Cristo Jesús, ni la circuncisión vale nada ni la incircuncisión, sino la nueva criatura. (Gálatas 6.12–15) RVR95

·    De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es (2 Corintios 5.17) RVR60

·    Porque nosotros somos la verdadera circuncisión, que adoramos en el Espíritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no poniendo la confianza en la carne (Filipenses 3.3) NBLH

·    Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz. (Deuteronomio 10.16) RVR95

 

Dios usa montar a caballo como símbolo de poner la confianza en la carne (nosotros mismos), y nos advierte de la consecuencia de hacerlo.

·    ¡Ay de los que descienden a Egipto en busca de ayuda, confían en los caballos…pero no miran al Santo de Israel ni buscan a Jehová!…Los egipcios son hombres y no Dios; sus caballos, carne y no Espíritu (Isaías 31.1,3) RVR95

·    El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha (Juan 6.63) LBLA

·    ‘No por el poder ni por la fuerza, sino por Mi Espíritu,’ dice el SEÑOR de los ejércitos. (Zacarías 4.6) NBLH

·    Vano para salvarse es el caballo; La grandeza de su fuerza a nadie podrá librar. He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia, Para librar sus almas de la muerte (Salmo 33.17–19) RVR60

·    Se aferran al engaño, Rehúsan volver. He escuchado y oído, Han hablado lo que no es recto; Ninguno se arrepiente de su maldad, Diciendo: ‘¿Qué he hecho?’ Cada cual vuelve a su carrera, Como caballo que se lanza en la batalla. (Jeremías 8.5–6) NBLH

·    No se deleita en la fuerza del caballo, ni se complace en la agilidad del hombre. Se complace Jehová en los que le temen, Y en los que esperan en su misericordia. (Salmo 147.10–11) RVR60

·    Pues has tropezado a causa de tu iniquidad. Tomen con ustedes palabras, y vuélvanse al SEÑOR. Díganle: “Quita toda iniquidad, Y acéptanos bondadosamente…No montaremos a caballo, Y nunca más diremos: ‘Dios nuestro’ A la obra de nuestras manos” (Oseas 14.1–3) NBLH

·    Cantaré yo a Jehová, porque se ha magnificado grandemente; Ha echado en el mar al caballo y al jinete. Jehová es mi fortaleza y mi cántico, Y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré (Éxodo 15.1–2) RVR60

·    Algunos confían en carros y otros en caballos, Pero nosotros en el nombre del SEÑOR nuestro Dios confiaremos. (Salmo 20.7) NBLH

 

Tenemos valor porque Dios nos creó y nos ama, pero Dios odia el orgullo y la confianza en sí mismo. Nuestra confianza debe ser en Dios.

·    El orgullo, la arrogancia, el mal camino y la boca perversa, yo aborrezco. (Proverbios 8.13) LBLA

·    Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lujuria, la envidia, la calumnia, el orgullo y la insensatez. Todas estas maldades salen de dentro y contaminan al hombre. (Marcos 7.21–23) RVR95

·    El orgullo del hombre lo humillará, Pero el de espíritu humilde obtendrá honores. (Proverbios 29.23) NBLH

·    Delante de la destrucción va el orgullo, y delante de la caída, la altivez de espíritu. (Proverbios 16.18) LBLA

·    Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte. (Proverbios 14.12) RVR60

·    He aquí el orgulloso: en él, su alma no es recta, mas el justo por su fe vivirá. (Habacuc 2.4) LBLA

·    Con grandes prodigios nos respondes en justicia, Oh Dios de nuestra salvación, Tú eres la confianza de todos los términos de la tierra (Salmo 65.5) NBLH

 

Esta es una parábola que Jesús enseñó acerca de dos personas, una que miró a lo que él hizo y otra que miró a la misericordia de Dios.

·    Dijo también Jesús esta parábola a unos que confiaban en sí mismos como justos, y despreciaban a los demás: “Dos hombres subieron al templo a orar; uno era Fariseo y el otro recaudador de impuestos. “El Fariseo puesto en pie, oraba para sí de esta manera: ‘Dios, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: estafadores, injustos, adúlteros; ni aun como este recaudador de impuestos. ‘Yo ayuno dos veces por semana; doy el diezmo de todo lo que gano.’ “Pero el recaudador de impuestos, de pie y a cierta distancia, no quería ni siquiera alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: ‘Dios, ten piedad de mí, pecador.’ “Les digo que éste descendió a su casa justificado pero aquél no; porque todo el que se engrandece será humillado, pero el que se humilla será engrandecido.” (Lucas 18.9–14) NBLH

 

Debemos hacer la voluntad del Padre, confiando en la obra finalizada de Jesús, en lugar de confiar en nuestras “grandes obras”.

·    No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. (Mateo 7.21–23) RVR60

 

10. El Cielo y El Infierno

 

El Infierno (Hades ahora, lago de fuego después) es donde Satanás (el diablo) y todos lo que rechazan el camino de Dios van a terminar.

·    Sed sobrios…porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar. (1 Pedro 5.8) RVR95

·    Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. (Apocalipsis 20.10) RVR60

·    Y sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado. En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. Y gritando, dijo: “Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama.” (Lucas 16.22–24) LBLA

·    Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche (Apocalipsis 14.11) RVR60

 

Pero si recibimos la salvación de Dios, somos rescatados y tendremos paz eterna y gozo con Él en el cielo (la nueva tierra).

·    En ti, oh Jehová, me he refugiado…Socórreme y líbrame en tu justicia (Salmo 71.1–2) RVR60

·    Destruirá a la muerte para siempre, y enjugará Jehová el Señor las lágrimas de todos los rostros (Isaías 25.8) RVR95

·    Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá más muerte, ni habrá más llanto ni clamor ni dolor, porque las primeras cosas ya pasaron. (Apocalipsis 21.4) RVR95

·    Allí no habrá más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará (Apocalipsis 22.5) RVR95

·    Por tanto, Yo creo cielos nuevos y una tierra nueva, Y no serán recordadas las cosas primeras ni vendrán a la memoria. Pero gócense y regocíjense para siempre en lo que Yo voy a crear (Isaías 65.17–18) NBLH

·    Mi morada estará también junto a ellos, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. (Ezequiel 37.27) LBLA

·    Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían pasado…Y oí una gran voz del cielo, que decía: «El tabernáculo de Dios está ahora con los hombres. Él morará con ellos, ellos serán su pueblo y Dios mismo estará con ellos como su Dios.» (Apocalipsis 21.1,3) RVR95

·    Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. (2 Pedro 3.13) RVR60

·    Paz sea con todos vosotros los que estáis en Jesucristo. (1 Pedro 5.14) RVR60

·    Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera. (2 Tesalonicenses 3.16) RVR60

 

11. Sacrificios y Ley

 

Dios no quiere sacrificios. Los sacrificios eran un recordatorio de la seriedad del pecado y de la necesidad del Salvador venidero.

·    Sacrificio y ofrenda…no has deseado…Holocausto y ofrenda por el pecado no has pedido. (Salmo 40.6) NBLH

·     “¿Qué es para Mí la abundancia de sus sacrificios?” Dice el SEÑOR…“La sangre de novillos, corderos y machos cabríos no me complace…No traigan más sus vanas ofrendas…¡No tolero iniquidad!” (Isaías 1.11,13) NBLH

·    Porque misericordia quiero y no sacrificios, conocimiento de Dios más que holocaustos. (Oseas 6.6) RVR95

·    El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay, puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres, ni es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que El da a todos vida y aliento y todas las cosas (Hechos de los Apóstoles 17.24–25) LBLA

 

El requisito de un sacrificio perfecto era para mostrar la necesidad de Jesucristo, el Salvador sin pecado, el único sacrificio aceptable.

·    Ninguna cosa en que haya defecto ofreceréis, porque no será acepto por vosotros. Asimismo, cuando alguno ofreciere sacrificio…, para que sea aceptado será sin defecto. (Levítico 22.20–21) RVR60

·    El cordero será…sin defecto (Éxodo 12.5) LBLA

·    Fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación (1 Pedro 1.18–19) RVR60

·    Vio Juan a Jesús que venía…y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. (Juan 1.29) RVR60

·    Sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. (1 Juan 3.5) RVR60

·    Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como nosotros, pero sin pecado. Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna. (Hebreos 4.15–16) LBLA

 

Dios desea el arrepentimiento (reconociendo nuestro pecado y confiando en Jesús), en lugar de sacrificios (obras que pensamos que son buenas).

·    ¿Con qué me presentaré ante Jehová, y adoraré al Dios Altísimo? ¿Me presentaré ante él con holocaustos…?¿Se agradará Jehová de millares de carneros, o de diez mil arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma? Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno (Miqueas 6.6–8) RVR60

·    Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; No quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. (Salmo 51.16–17) RVR60

·    Ofreced sacrificios de justicia, Y confiad en Jehová. (Salmo 4.5) RVR60

·    El fundamento del arrepentimiento de obras muertas y de la fe hacia Dios (Hebreos 6.1) LBLA

·    Testificando…del arrepentimiento para con Dios y de la fe en nuestro Señor Jesucristo. (Hechos de los Apóstoles 20.21) LBLA

 

La Ley del Antiguo Testamento no fue dada como un medio de salvación, sino fue dada para ayudarnos a reconocer nuestra necesidad del Salvador.

·    Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz (Proverbios 6.23) RVR60

·    Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios; ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado. (Romanos 3.19–20) RVR60

·    ¿Qué podemos hablar y cómo nos justificaremos? Dios ha descubierto la iniquidad de tus siervos (Génesis 44.16) LBLA

·    En Dios solamente espera en silencio mi alma; De El viene mi salvación. (Salmo 62.1) NBLH

·    Leerás esta ley…para que oigan y aprendan, y teman a Jehová vuestro Dios (Deuteronomio 31.11–12) RVR60

·    Y nos mandó Jehová que cumplamos todos estos estatutos, y que temamos a Jehová nuestro Dios, para que nos vaya bien todos los días, y para que nos conserve la vida (Deuteronomio 6.24) RVR60

·    Pues ya que la ley sólo tiene la sombra de los bienes futuros y no la forma misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que ellos ofrecen continuamente año tras año, hacer perfectos a los que se acercan…Pero en esos sacrificios hay un recordatorio de pecados año tras año. Porque es imposible que la sangre de toros y de machos cabríos quite los pecados. (Hebreos 10.1,3–4) LBLA

·    De manera que la Ley ha sido nuestro guía para llevarnos a Cristo, a fin de que fuéramos justificados por la fe. (Gálatas 3.24) RVR95

·    Por medio de él se os anuncia perdón de pecados, y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree. (Hechos de los Apóstoles 13.38–39) RVR60

 

La ley del día de reposo fue dada como una señal de que debemos "descansar" de nuestra obra y confiar en la obra de Dios.

·    De cierto guardarán Mis días de reposo, porque esto es una señal entre Yo y ustedes por todas sus generaciones, a fin de que sepan que Yo soy el SEÑOR que los santifico…Todo el que lo profane ciertamente morirá. Porque cualquiera que haga obra alguna en él, esa persona será cortada de entre su pueblo. (Éxodo 31.13–14) NBLH

·    En cuanto de…días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo. (Colosenses 2.16–17) RVR60

·    Respondiendo Jesús, dijo:…«Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.» (Mateo 11.25,28) RVR95

 

Las personas en el Antiguo Testamento no fueron salvas por lo que hicieron, sino por la gracia de Dios por medio de la fe en la salvación venidera de Dios.

·    Escúchenme ustedes, duros de corazón, Que están lejos de la justicia. Yo acerco Mi justicia, no está lejos; Y Mi salvación no tardará. (Isaías 46.12–13) NBLH

·    Así dijo Jehová:…porque cercana está mi salvación para venir, y mi justicia para manifestarse. (Isaías 56.1) RVR60

·    Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación (Miqueas 7.7) RVR60

·    Yo sé que mi Redentor vive, Y al fin se levantará sobre el polvo (Job 19.25) RVR60

·    Mas yo en tu misericordia he confiado; mi corazón se alegrará en tu salvación. (Salmo 13.5) RVR95

·    Entonces Ana oró y dijo: “Mi corazón se regocija en el SEÑOR…Por cuanto me regocijo en Tu salvación. No hay santo como el SEÑOR; En verdad, no hay otro fuera de Ti, ni hay roca como nuestro Dios.” (1 Samuel 2.1–2) NBLH

·    Y en aquel día se dirá: “Este es nuestro Dios a quien hemos esperado para que nos salvara. Este es el SEÑOR a quien hemos esperado; Regocijémonos y alegrémonos en su salvación.” (Isaías 25.9) NBLH

 

Varios judíos esperaban con razón la llegada de Jesús, tal como Simeón y Ana quienes vieron a Jesús cuando era niño.

·    Simeón…lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios, diciendo: «Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, conforme a tu palabra, porque han visto mis ojos tu salvación» (Lucas 2.25,28–30) RVR95

·    Ana…daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención (Lucas 2.36,38) RVR60

 

12. Profecías y Sombras

 

Profecías del Antiguo Testamento mostraron que Jesús era Dios el Hijo (Emanuel significa Dios con nosotros) y mostraron que Él llevaría nuestro pecado.

·    Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. (Isaías 9.6) RVR60

·    He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. (Isaías 7.14) RVR60

·    ¿Quién subió al cielo y descendió? ¿Quién recogió los vientos en Sus puños? ¿Quién envolvió las aguas en Su manto? ¿Quién estableció todos los confines de la tierra? ¿Cuál es Su nombre o el nombre de Su hijo? (Proverbios 30.4) NBLH

·    Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían. (Salmo 2.12) RVR60

·    Mas él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados. Por darnos la paz, cayó sobre él el castigo, y por sus llagas fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. (Isaías 53.5–6) RVR95

·    El Justo, Mi Siervo, justificará a muchos, Y cargará las iniquidades de ellos. (Isaías 53.11) NBLH

 

Aquí están sólo algunas de las profecías acerca de Jesús en el Antiguo Testamento y el cumplimiento en Jesús cientos de años después.

·    Mirarán a mí, a quien traspasaron (Zacarías 12.10) RVR60

·    Pero uno de los soldados le traspasó el costado con una lanza, y al momento salió sangre y agua. (Juan 19.34) NBLH

·    Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad. (Miqueas 5.2) RVR60

·    Jesús nació en Belén de Judea (Mateo 2.1) RVR60

·    He aquí, tu rey viene a ti, justo y dotado de salvación, humilde, montado en un asno, en un pollino, hijo de asna. (Zacarías 9.9) LBLA

·    Y echando sus mantos sobre el pollino, pusieron a Jesús sobre él. Y mientras Él iba avanzando, tendían sus mantos por el camino. (Lucas 19.35–36) LBLA

·    Di mis espaldas a los que me herían, y mis mejillas a los que me arrancaban la barba; no escondí mi rostro de injurias y esputos. (Isaías 50.6) LBLA

·    Entonces le escupieron en el rostro, y le dieron de puñetazos (Mateo 26.67) RVR60

 

Muchos eventos reales eran sombras de Jesús. Abajo son sólo algunos de la vida de José, y mostrando el cumplimiento en Jesús.

·    José trajo a su padre malos informes sobre ellos. Y…por eso lo odiaban y no podían hablarle amistosamente. (Génesis 37.2,4) LBLA

·    No puede el mundo odiaros a vosotros; pero a mí me odia, porque yo testifico de él, que sus obras son malas. (Juan 7.7) RVR95

·    Cuando ellos lo vieron de lejos,…tramaron contra él para matarlo. (Génesis 37.18) NBLH

·    Y tramaron entre ellos prender a Jesús con engaño y matarle. (Mateo 26.4) LBLA

·    Dios me envió delante de vosotros…para daros vida por medio de gran liberación. (Génesis 45.7) RVR60

·    Nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre envió al Hijo para ser el Salvador del mundo. (1 Juan 4.14) LBLA

·    Vino todo Egipto a José, diciendo: Danos pan; ¿por qué moriremos delante de ti? (Génesis 47.15) RVR60

·    Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida (Juan 6.35) RVR60

 

13. Adán y Eva

 

Adán y Eva trataron de cubrir su desnudez (la vergüenza de sus pecados) con lo que hicieron (sus obras), pero Dios les mostró que solo Su provisión era aceptable.

·    Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. (Génesis 3.7) RVR60

·    El SEÑOR Dios hizo vestiduras de piel para Adán y su mujer, y los vistió. (Génesis 3.21) LBLA

 

Aquí hay algunos pasajes similares acerca de la inutilidad de tratar de cubrir nuestros pecados con “nuestras buenas obras”.

·    Sus telas no servirán de vestidos, Ni se cubrirán con lo que hacen. Sus obras son obras de iniquidad (Isaías 59.6) NBLH

·    El que encubre sus pecados no prosperará, pero el que los confiesa y los abandona hallará misericordia. (Proverbios 28.13) NBLH

 

Si confesamos nuestros pecados arrojando nuestros vestidos inmundos, y entonces corremos a Jesús, recibiremos el manto de Su justicia.

·    Todos nosotros somos como el inmundo, y como trapo de inmundicia todas nuestras obras justas; todos nos marchitamos como una hoja, y nuestras iniquidades, como el viento, nos arrastran. (Isaías 64.6) LBLA

·    Y arrojando su manto, se levantó de un salto y fue a Jesús. (Marcos 10.50) LBLA

·    En gran manera me gozaré en el SEÑOR, mi alma se regocijará en mi Dios; porque El me ha vestido de ropas de salvación, me ha envuelto en manto de justicia (Isaías 61.10) LBLA

·    Esta es la herencia de los siervos del SEÑOR, y su justificación viene de mí—declara el SEÑOR. (Isaías 54.17) LBLA

 

Los vestidos inmundos se desecharán, exponiendo el pecado ante la presencia de Dios. La justicia de Jesús es la única ropa que durará.

·    Tu justicia es justicia eterna (Salmo 119.142) RVR60

·    Porque como a vestido se los comerá la polilla, Y como a lana se los comerá la larva. Pero Mi justicia durará para siempre, Y Mi salvación por todas las generaciones. (Isaías 51.8) NBLH

·    Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. (Apocalipsis 16.15) RVR60

 

Si miramos a lo que hacemos, podríamos pensar que somos salvos, pero encontraríamos que no teníamos el vestido de la justicia de Jesús.

·    Cuando entró el rey para ver a los invitados, vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda, y le dijo: “Amigo, ¿cómo entraste aquí sin estar vestido de boda?”. Pero él guardó silencio. Entonces el rey dijo a los que servían: “Atadlo de pies y manos y echadlo a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes” (Mateo 22.11–13) RVR95

 

14. Caín y Abel

 

Caín ofreció el fruto de su obra y fue rechazado. Abel ofreció una oveja (símbolo de confiar en el sacrificio de Jesús) y fue aceptado.

·    Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra…Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas…Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? (Génesis 4.2–7) RVR60

 

Caín confió en lo que él hizo (yendo por su propio camino), arando la tierra, y ofreciendo el fruto (sacrificio) de su propia obra.

·    Acércate a escuchar en vez de ofrecer el sacrificio de los necios, porque éstos no saben que hacen el mal. (Eclesiastés 5.1) NBLH

·    Habéis arado impiedad, y segasteis iniquidad; comeréis fruto de mentira, porque confiaste en tu camino (Oseas 10.13) RVR60

·    Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte. (Proverbios 16.25) RVR60

·    Extendí mis manos todo el día a un pueblo rebelde, que anda por mal camino, en pos de sus propios pensamientos (Isaías 65.2) RVR95

 

Si hacemos el bien (si vamos por el camino de Dios), entonces nosotros seguramente seremos enaltecidos, y no seremos maldecidos alejados de la nueva tierra (como la maldición de Caín).

·    Ahora pues, maldito eres de la tierra (Génesis 4.11) NBLH

·    Entonces dirá también a los de la izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno” (Mateo 25.41) RVR95

·    El justo no será removido jamás; Pero los impíos no habitarán la tierra. (Proverbios 10.30) RVR60

 

15. Aprendiendo de la lepra

 

Dios a menudo incluyó situaciones en la Biblia que tenían un significado simbólico además del significado literal.

·    Por medio de los profetas hablé en parábolas. (Oseas 12.10) RVR95

·    Pero el hijo de la sierva nació según la carne, y el hijo de la libre por medio de la promesa. Esto contiene una alegoría (Gálatas 4.23–24) NBLH

 

Los siguientes pasajes sobre la lepra, en una persona, vestido, o casa, también nos enseñan sobre la enfermedad de nuestro pecado.

·    El sacerdote la examinará. Y si…la mancha parece estar más profunda que la piel, es lepra…Por tanto, el sacerdote lo declarará inmundo…Es inmundo. Vivirá solo; su morada estará fuera del campamento. (Levítico 13.25,46) LBLA

·    Cuando un vestido tenga una marca de lepra…y le será mostrada al sacerdote. Entonces el sacerdote examinará la marca, y…si la marca se ha extendido en el vestido…es inmunda. Quemará, pues, el vestido…; será quemado en el fuego. (Levítico 13.47,49–52) NBLH

·    El sacerdote entrará y la examinará. Si ve que la marca se ha extendido en la casa…; es inmunda. Derribará, pues, la casa, sus piedras, sus maderas y todo el emplaste de la casa, y los llevará fuera de la ciudad a un lugar inmundo. (Levítico 14.44–45) LBLA

 

En cada pasaje anterior sobre la lepra, el sacerdote haciendo la examinación representa simbólicamente a Dios el Hijo, Jesucristo.

·    Teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios (Hebreos 4.14) RVR60

·    Y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su Reino (2 Timoteo 4.1) RVR95

·    Así hablamos, no como agradando a los hombres, sino a Dios que examina nuestros corazones. (1 Tesalonicenses 2.4) NBLH

·    ¿Os irá bien cuando El os escudriñe, o le engañaréis como se engaña a un hombre?…¿No os llenará de temor su majestad, y no caerá sobre vosotros su terror? (Job 13.9,11) LBLA

·    Respondieron los sacerdotes, y dijeron: Inmunda será…Así es este pueblo…dice Jehová; y asimismo toda obra de sus manos; y todo lo que…ofrecen es inmundo. (Hageo 2.13–14) RVR60

 

Advertencia amorosa de Dios #1:  La persona leprosa fue declarada inmunda y fue desterrada a vivir sola y afuera.

·    Por su maldad será lanzado el impío; Mas el justo en su muerte tiene esperanza. (Proverbios 14.32) RVR60

·    Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. (Efesios 5.5–6) RVR60

·    Jamás entrará en ella nada inmundo, ni el que practica abominación y mentira, sino sólo aquéllos cuyos nombres están escritos en el Libro de la Vida del Cordero. (Apocalipsis 21.27) NBLH

 

Advertencia amorosa de Dios #2:  El vestido leproso fue declarado inmundo y fue quemado en el fuego.

·    Aterrados están los pecadores en Sion, el temblor se ha apoderado de los impíos. ¿Quién de nosotros habitará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas? (Isaías 33.14) LBLA

 

Advertencia amorosa de Dios #3:  La casa leprosa fue declarada inmunda y fue destruida.

·    ¡Ay de ellos! porque se apartaron de mí; destrucción vendrá sobre ellos, porque contra mí se rebelaron; yo los redimí, y ellos hablaron mentiras contra mí. Y no clamaron a con su corazón (Oseas 7.13–14) RVR60

·    Dios te destruirá para siempre; Te asolará y te arrancará de tu morada, Y te desarraigará de la tierra de los vivientes. (Salmo 52.5) RVR60

 

Este pasaje del Nuevo Testamento muestra las consecuencias del fuego, destrucción, y separación de la presencia de Dios.

·    Cuando el Señor Jesús sea revelado desde el cielo con Sus poderosos ángeles en llama de fuego, dando castigo a los que no conocen a Dios, y a los que no obedecen al evangelio (las buenas nuevas) de nuestro Señor Jesús. Estos sufrirán el castigo de eterna destrucción, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de Su poder, cuando El venga para ser glorificado en Sus santos en aquel día y para ser admirado entre todos los que han creído (2 Tesalonicenses 1.7–10) NBLH

 

Ya que Dios es la fuente de todo lo que es bueno, ser desterrado, o separado, de la presencia de Dios significa la separación de la paz.

·    No hay paz para los malos, dijo Jehová. (Isaías 48.22) RVR60

·    Sus pensamientos son pensamientos de iniquidad…No conocieron camino de paz ni hay justicia en sus caminos; sus veredas son torcidas; nadie que por ellas camine conocerá paz. (Isaías 59.7–8) RVR95

 

No hay esperanza de limpiarnos nosotros mismos, solo Jesús puede sanarnos de la enfermedad leprosa de nuestro pecado y limpiarnos.

·    ¿Quién hará algo limpio de lo inmundo? ¡Nadie! (Job 14.4) LBLA

·    Un leproso vino rogando a Jesús, y arrodillándose, Le dijo: “Si quieres, puedes limpiarme.” Movido a compasión, extendiendo Jesús la mano, lo tocó y le dijo: “Quiero; sé limpio.” Al instante la lepra lo dejó y quedó limpio. (Marcos 1.40–42) NBLH

·    Si andamos en la Luz, como El está en la Luz…la sangre de Jesús Su Hijo nos limpia de todo pecado. (1 Juan 1.7) NBLH

 

No hay esperanza de enderezarnos nosotros mismos, solo Jesús puede sanarnos de la torcedura de nuestros pecados y enderezarnos.

·    He visto todas las obras que se han hecho bajo el sol, y he aquí, todo es vanidad y correr tras el viento. Lo torcido no puede enderezarse, y lo que falta no se puede contar. (Eclesiastés 1.14–15) LBLA

·    Y había allí una mujer que durante dieciocho años había tenido una enfermedad causada por un espíritu; estaba encorvada, y de ninguna manera se podía enderezar. Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, has quedado libre de tu enfermedad. Y puso las manos sobre ella, y al instante se enderezó y glorificaba a Dios. (Lucas 13.11–13) LBLA

·    Sáname, oh Jehová, y seré sano; sálvame, y seré salvo; porque tú eres mi alabanza. (Jeremías 17.14) RVR60

 

No hay esperanza de libertarnos nosotros mismos de la esclavitud y la servidumbre al pecado, solo Jesús puede hacernos libres.

·    Porque siervos somos; pero en nuestra servidumbre, nuestro Dios no nos ha abandonado, sino que ha extendido Su misericordia sobre nosotros (Esdras 9.9) NBLH

·    Yo soy el SEÑOR…y os libraré de su esclavitud, y os redimiré con brazo extendido (Éxodo 6.6) LBLA

·    Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. (Juan 8.36) LBLA

·    Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte. (Romanos 8.2) LBLA

 

Por naturaleza tenemos un corazón duro y engañoso, pero Jesús puede darnos un corazón nuevo.

·    Hay gente que se tiene por pura, Pero no está limpia de su inmundicia. (Proverbios 30.12) NBLH

·    No hay temor de Dios delante de sus ojos. Se jacta, por tanto, ante sus propios ojos, de que su maldad no será hallada y aborrecida. (Salmo 36.1–2) RVR95

·    Y Jesús les dijo: “Ustedes son los que se justifican a sí mismos ante los hombres, pero Dios conoce sus corazones, porque lo que entre los hombres es de alta estima, abominable es delante de Dios. (Lucas 16.15) NBLH

·    Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? ¡Yo, Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras!. (Jeremías 17.9–10) RVR95

·    Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada y cubierto su pecado. Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad y en cuyo espíritu no hay engaño. (Salmo 32.1–2) RVR95

·    Darás a cada uno conforme a sus caminos, habiendo conocido su corazón; porque sólo tú conoces el corazón de los hijos de los hombres (2 Crónicas 6.30) RVR95

·    Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio (Salmo 51.10) RVR60

·    De todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. (Ezequiel 36.25–26) RVR60

 

16. Dos tipos de personas ante los ojos de Dios

 

Ante los ojos de Dios, o somos impíos (confiando en la fuerza de nuestros brazos), o somos un santo justo (confiando en Dios).

·    Él guarda los pies de sus santos, mas los impíos perecen en tinieblas; porque nadie será fuerte por su propia fuerza. (1 Samuel 2.9) RVR95

·    Porque los brazos de los impíos serán quebrados, Pero el SEÑOR sostiene a los justos. (Salmo 37.17) NBLH

·    El SEÑOR ha desnudado Su santo brazo a la vista de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación de nuestro Dios. (Isaías 52.10) NBLH

·    Con Tu brazo has redimido a Tu pueblo (Salmo 77.15) NBLH

 

Así como sólo hay dos tipos de personas ante los ojos de Dios, también hay sólo dos resultados.

·    Y éstos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna. (Mateo 25.46) LBLA

·    La esperanza de los justos es alegría, pero la expectación de los impíos perecerá. Fortaleza para el íntegro es el camino del SEÑOR, pero ruina para los que obran iniquidad. (Proverbios 10.28–29) NBLH

·    Considera al íntegro y mira al justo, porque hay un final dichoso para el hombre de paz. Mas los transgresores serán todos a una destruidos; la posteridad de los impíos será extinguida. Pero la salvación de los justos es de Jehová y él es su fortaleza en el tiempo de angustia. Jehová los ayudará…y los salvará, por cuanto en él esperaron. (Salmo 37.37–40) RVR95

·    El justo es librado de tribulación, Y el impío toma su lugar. (Proverbios 11.8) NBLH

·    Enviará el Hijo del hombre a sus ángeles, y recogerán de su Reino a todos los que sirven de tropiezo y a los que hacen maldad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oir, oiga. (Mateo 13.41–43) RVR95

 

Dios ama a la gente, y no le da placer que la gente vaya al infierno por no venir a Él para recibir Su don de la salvación.

·    Respondió entonces Jesús y les dijo:…No queréis venir a mí para que tengáis vida. (Juan 5.19,40) RVR95

·    Vivo yo, dice Jehová, el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino y que viva. (Ezequiel 33.11) RVR95

·    Al ver esto, sus discípulos Jacobo y Juan, dijeron: Señor, ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo y los consuma? Pero El, volviéndose, los reprendió, y dijo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois, porque el Hijo del Hombre no ha venido para destruir las almas de los hombres, sino para salvarlas. (Lucas 9.54–56) LBLA

 

Todos nacemos impíos por naturaleza, pero podemos llegar a ser justos (nacer de nuevo) confiando en la justicia de Jesús.

·    Se apartaron los impíos desde la matriz; se descarriaron hablando mentira desde que nacieron. (Salmo 58.3) RVR95

·    Yo nací en iniquidad, Y en pecado me concibió mi madre. (Salmo 51.5) NBLH

·    Jesús le contestó: “En verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.” (Juan 3.3) NBLH

·    Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros seamos justicia de Dios en él. (2 Corintios 5.21) RVR95

·    Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. (Romanos 3.21–22) RVR60

 

También hay sólo dos “padres” en el sentido de seguir uno o el otro. Si nacemos de nuevo, Dios es nuestro Padre.

·    Jesús les dijo: Si Dios fuera vuestro Padre, me amaríais…Sois de vuestro padre el diablo y queréis hacer los deseos de vuestro padre…Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira. (Juan 8.42,44) LBLA

·    En forma pervertida se han portado con El. No son Sus hijos, debido a los defectos de ellos; Son una generación perversa y torcida. (Deuteronomio 32.5) NBLH

 

También hay sólo dos tipos de confianza, ya sea que confiemos en nuestra obra, o confiemos en la obra de Dios.

·    Así dice el SEÑOR: Maldito el hombre que en el hombre confía, y hace de la carne su fortaleza, y del SEÑOR se aparta su corazón. Será como arbusto en el yermo y no verá el bien cuando venga (Jeremías 17.5–6) LBLA

·    Bendito es el hombre que confía en el SEÑOR, cuya confianza es el SEÑOR. Será como árbol plantado junto al agua…No temerá cuando venga el calor (Jeremías 17.7–8) LBLA

·    Yo soy el que escudriña la mente y el corazón. Os daré a cada uno según vuestras obras. (Apocalipsis 2.23) RVR95

·    El que tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. (1 Juan 5.12) RVR95

 

17. Ver nuestra necesidad

 

Debemos “vender/renunciar” a todo lo que tenemos, ver que no se trata de lo que hacemos, que no poseemos bondad, y que sólo Jesús es bueno.

·    No depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. (Romanos 9.16) RVR60

·    Llegó uno corriendo y…le preguntó: —Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? Jesús le dijo: —¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo uno, Dios. Los mandamientos sabes…Él entonces, respondiendo, le dijo: —Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud. Entonces Jesús, mirándolo, lo amó y le dijo: —Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes…y ven, sígueme…Pero él, afligido por esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. (Marcos 10.17–22) RVR95

·    Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo. (Lucas 14.33) RVR60

 

Jesús le dijo “Una cosa te falta”. Lo único que importa es si nuestro nombre está en el Libro de la Vida por confiar en Jesús.

·    Vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo…Y vi los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios. Los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida. Y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras…El que no se halló inscrito en el libro de la vida, fue lanzado al lago de fuego. (Apocalipsis 20.11-12,15) RVR95

 

Tomar la cruz significa la muerte de nuestro orgullo, negar que tenemos algo bueno para ofrecer, y no ser ofendidos por eso.

·    Les dijo: —Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. (Marcos 8.34) RVR95

·    Y yo, hermanos, si aún predico la circuncisión, ¿por qué padezco persecución todavía? En tal caso se ha quitado el tropiezo de la cruz. (Gálatas 5.11) RVR60

·    Jehová de los ejércitos…Él será por santuario; pero…por piedra para tropezar, y por tropezadero para caer (Isaías 8.13–14) RVR60

·    Y bienaventurado es el que no halle tropiezo en mí. (Mateo 11.6) RVR95

 

La salvación de Dios está disponible para todos, pero podemos recibirla sólo si vemos nuestra necesidad y vamos a Él creyendo.

·    El mismo es la propiciación por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero. (1 Juan 2.2) LBLA

·    Porque la gracia de Dios se ha manifestado, trayendo salvación a todos los hombres (Tito 2.11) LBLA

·    Hemos puesto nuestra esperanza en el Dios vivo, que es el Salvador de todos los hombres, especialmente de los creyentes. (1 Timoteo 4.10) NBLH

 

Si vemos nuestra desesperada necesidad como pecadores y creemos en Jesús entonces Le invocaremos para Su salvación.

·    Porque él librará al menesteroso que clamare, Y al afligido que no tuviere quien le socorra. Tendrá misericordia del pobre y del menesteroso, Y salvará la vida de los pobres. (Salmo 72.12–13) RVR60

·    Palabra fiel y digna de ser aceptada por todos: Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, entre los cuales yo soy el primero. Sin embargo, por esto hallé misericordia, para que en mí, como el primero, Jesucristo demostrara toda Su paciencia como un ejemplo para los que habrían de creer en El para vida eterna. (1 Timoteo 1.15–16) NBLH

·    Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. (Hebreos 11.6) RVR60

·    Pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan; porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. (Romanos 10.12–13) RVR60

 

Si vemos que estamos enfermos de pecado y creemos en Jesús entonces vendremos a Él para ser sanados por Él y así no morir.

·    Al oir esto Jesús, les dijo: —Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa: “Misericordia quiero y no sacrificios”, porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento. (Mateo 9.12–13) RVR95

·    Yo dije: «Jehová, ten misericordia de mí, sana mi alma, porque contra ti he pecado». (Salmo 41.4) RVR95

 

Si vemos nuestra pobreza de justicia y tenemos hambre por la justicia de Dios, entonces nos reiremos y nos regocijaremos en el cielo.

·    Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. (Mateo 5.6) RVR60

·    Decía: «Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque seréis saciados. Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis.» (Lucas 6.20–21) RVR95

·    Hermanos míos amados, escuchen: ¿No escogió Dios a los pobres de este mundo para ser ricos en fe y herederos del reino que El prometió a los que Lo aman? (Santiago 2.5) NBLH

·    Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador…Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso…A los hambrientos colmó de bienes, Y a los ricos envió vacíos. (Lucas 1.46-47,49,53) RVR60

·    Este pobre clamó, y el SEÑOR le oyó, y lo salvó de todas sus angustias. (Salmo 34.6) LBLA

·    Hambrientos y sedientos, su alma desfallecía en ellos. Entonces clamaron a Jehová en su angustia y los libró de sus aflicciones. Los dirigió por camino derecho…¡Alaben la misericordia de Jehová y sus maravillas para con los hijos de los hombres!, porque sacia al alma menesterosa, y llena de bien al alma hambrienta. (Salmo 107.5–9) RVR95

·    Por tu bondad, oh Dios, has provisto al pobre. (Salmo 68.10) RVR60

 

Pero, si confiamos en nuestras “riquezas” (pensando que somos ricos en bondad), terminaremos viendo que nuestras “riquezas” no tenían en realidad ningún valor.

·    «Pero ¡ay de vosotros, ricos!, porque ya tenéis vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados!, porque tendréis hambre. ¡Ay de vosotros, los que ahora reís!, porque lamentaréis y lloraréis.» (Lucas 6.24–25) RVR95

·    El que confía en sus riquezas, caerá, pero los justos prosperarán como la hoja verde. (Proverbios 11.28) LBLA

·    He aquí el hombre que no puso a Dios por su fortaleza, Sino que confió en la multitud de sus riquezas, Y se mantuvo en su maldad. (Salmo 52.7) RVR60

·    Pues por cuanto confiaste en tus bienes y en tus tesoros, tú también serás tomada (Jeremías 48.7) RVR60

·    ¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. (Santiago 5.1–2) RVR60

·    Hay quienes presumen de ricos y no tienen nada, y hay quienes pasan por pobres y tienen muchas riquezas. (Proverbios 13.7) RVR95

 

18. La salvación de Dios está disponible para todos

 

La salvación de Dios está disponible para nosotros sin importar que tan horribles sean las cosas que hemos hecho, y es el deseo de Dios que nosotros seamos salvos.

·    No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación de todo aquel que cree…Pues en el evangelio, la justicia de Dios se revela (Romanos 1.16–17) RVR95

·    Y todo aquel que invoque el nombre de Jehová, será salvo (Joel 2.32) RVR95

·    No serán condenados cuantos en él confían. (Salmo 34.22) RVR60

·    Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan. (Salmo 86.5) RVR95

·    En cuanto a mí, a Dios invocaré, y el SEÑOR me salvará. (Salmo 55.16) LBLA

·    Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. (Apocalipsis 22.17) RVR60

·    El Señor no se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento. (2 Pedro 3.9) LBLA

·    Esto es bueno y agradable delante de Dios, nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad (1 Timoteo 2.3–4) RVR95

 

La verdad es que todo pecado es horrible ante los ojos de Dios, pero Él nos perdonará si volteamos a Él. El único pecado que Dios no puede perdonar es la blasfemia en contra del Espíritu Santo, que es llamar a Dios un mentiroso desobedeciendo, por toda nuestra vida, Su mandamiento de creer en Jesús.

·    En verdad les digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias con que blasfemen, pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo no tiene jamás perdón, sino que es culpable de pecado eterno. (Marcos 3.28–29) NBLH

·    Todavía pecaron y no creyeron en Sus maravillas. (Salmo 78.32) NBLH

·    Según el mandamiento del Dios eterno…para que obedezcan a la fe (Romanos 16.26) RVR60

·    Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo (1 Juan 3.23) RVR60

·    Arrepentíos, y creed en el evangelio. (Marcos 1.15) RVR60

·    El que no cree a Dios, ha hecho a Dios mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado respecto a Su Hijo. Y el testimonio es éste: que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en Su Hijo. (1 Juan 5.10–11) NBLH

·    Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos a él mentiroso y su palabra no está en nosotros. (1 Juan 1.9–10) RVR95

·    El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que no obedece al Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él. (Juan 3.36) LBLA

 

Sentir culpa o tristeza por nuestros pecados, admitir nuestros pecados, o hacer restituciones por nuestros pecados no puede salvarnos.

·    Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que Jesús había sido condenado, sintió remordimiento y devolvió las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos, diciendo: He pecado entregando sangre inocente…Y él, arrojando las piezas de plata en el santuario, se marchó; y fue y se ahorcó. (Mateo 27.3–5) LBLA

·    Porque la tristeza que es conforme a la voluntad de Dios produce un arrepentimiento que conduce a la salvación, sin dejar pesar; pero la tristeza del mundo produce muerte. (2 Corintios 7.10) NBLH

 

El verdadero arrepentimiento es reconocer nuestros pecados y volvernos al camino de Dios de creer (confiar) en Jesucristo.

·    “¿Acaso me complazco Yo en la muerte del impío,” declara el Señor DIOS, “y no en que se aparte de sus caminos y viva? (Ezequiel 18.23) NBLH

·    Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón (Joel 2.12) RVR60

·    Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará. (Salmo 37.5) RVR60

·    Entonces les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras; y les dijo: —Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciera y resucitara de los muertos al tercer día; y que se predicara en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones (Lucas 24.45–47) RVR95

 

Las buenas nuevas son simples: Lo que nosotros hacemos no nos hace ganar o merecer la salvación de ninguna manera, y Dios, en Su amor, proveyó la salvación completamente para nosotros por sí Mismo, por Su bondad, y por Su obra. Para ser salvos necesitamos reconocer nuestros pecados, creer en Jesús quien murió por nuestros pecados y resucitó, e invocarlo a Él para pedirle a Él que nos de Su completamente bueno y gratuito don de salvación.

·    Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a Tu misericordia; Conforme a lo inmenso de Tu compasión, borra mis transgresiones. Lávame por completo de mi maldad, Y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis transgresiones (Salmo 51.1–3) NBLH

·    Y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo (Hechos de los Apóstoles 16.30–31) RVR60

·    Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo (Romanos 10.9) RVR95

·    Si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? (Mateo 7.11) RVR60

 

Si hemos creído genuinamente, entonces somos libres de toda culpa y vergüenza. ¡Esa es la razón para tener gran alegría!

·    Pues perdonaré su maldad, y no recordaré más su pecado. (Jeremías 31.34) LBLA

·    Como está de lejos el oriente del occidente, así alejó de nosotros nuestras transgresiones. (Salmo 103.12) LBLA

·    Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. (Romanos 10.11) RVR60

·    Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús (Romanos 8.1) RVR60

·    A quien sin haber visto, ustedes Lo aman, y a quien ahora no ven, pero creen en El, y se regocijan grandemente con gozo inefable y lleno de gloria, obteniendo, como resultado de su fe, la salvación de sus almas. (1 Pedro 1.8–9) NBLH

 

Ya que Dios tiene todo el poder y sabe todas las cosas, es absolutamente precioso usar nuestro tiempo para aprender lo que Él nos ha dicho en Su palabra. Aprender la palabra de Dios nos ayuda a conocerlo mejor a Él, nos ayuda a crecer, y nos ayuda a evitar enseñanzas equivocadas.

·    Me regocijo en tu palabra, como quien halla un gran botín. (Salmo 119.162) LBLA

·    He atesorado las palabras de Su boca más que mi comida. (Job 23.12) NBLH

·    Entonces respondiendo Jesús, les dijo: ¿No erráis por esto, porque ignoráis las Escrituras, y el poder de Dios? (Marcos 12.24) RVR60

·    Ordena mis pasos con tu palabra (Salmo 119.133) RVR60

·    Desead como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra, para que por ella crezcáis (1 Pedro 2.2) LBLA

 

El mejor recurso para interpretar la Biblia es la Biblia. También, Dios el Espíritu Santo, quien mora en cada creyente verdadero, puede enseñarnos directamente lo que Sus palabras significan.

·    El Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho. (Juan 14.26) RVR95

·    Y en cuanto a vosotros, la unción que recibisteis de El permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; pero así como su unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no mentira, y así como os ha enseñado, permanecéis en El. (1 Juan 2.27) LBLA

·    Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. (Santiago 1.5) RVR95

·    Porque su Dios le instruye, y le enseña lo recto (Isaías 28.26) RVR60

 

En lo referente a las traducciones de La Biblia, se recomienda una traducción literal. Las traducciones usadas en este folleto son buenas.

 

Este folleto puede ser distribuido libremente, de forma electrónica o impreso, siempre y cuando no sea modificado y sea distribuido sin costo.

 

Este folleto puede ser descargado en varios formatos electrónicos o leído en línea en maravillosasalvacion.com

 

 

Derechos

 

© 2019 por PHGF. Este folleto puede ser distribuido libremente, de forma electrónica o impreso, siempre y cuando no sea modificado y sea distribuido sin costo. Este folleto puede ser descargado en varios formatos electrónicos o leído en línea en maravillosasalvacion.com

 

El texto Bíblico marcado “RVR60” ha sido tomado de la Reina-Valera 1960® © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960 ® es una marca registrada de las Sociedades Bíblicas Unidas y puede ser usada solo bajo licencia.

 

El texto Bíblico marcado “RVR95” ha sido tomado de la Reina-Valera 95® © Sociedades Bíblica Unidas, 1995. Utilizado con permiso. Reina-Valera 95® es una marca registrada de Sociedades Bíblicas Unidas y puede ser usada solo bajo licencia.

 

El texto Bíblico marcado “LBLA” ha sido tomado de La Biblia de las Américas® (LBLA), © 1986, 1995, 1997 por The Lockman Foundation. Utilizado con permiso. www.LBLA.org

 

El texto Bíblico marcado “NBLH” ha sido tomado de la Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy® (NBLH), © 2005 por The Lockman Foundation. Utilizado con permiso. www.NBLH.org